Titulo Seccion
4 de 10 accidentes son provocados por el celular
Wednesday 19 August 2015
.
.
.

Durante el 2014, se registraron un total de 245,578 accidentes viales.

Uno de los mayores temores de todo automovilista es, sin duda alguna, sufrir un accidente; pues un percance vial, ya sea en ciudad o en carretera, siempre conlleva un enorme riesgo para la salud, e incluso, la vida del conductor y los pasajeros. Según la Comisión Nacional de Seguridad (CNS), marzo, mayo, julio, agosto y diciembre son los meses con mayor incidencia de accidentes en las carreteras de nuestro país.

De acuerdo con información del INEGI, tan solo el año pasado (2014) se registraron un total de 245,578 accidentes, de los cuales 227,639 ocurrieron en zonas urbanas y 17,939 ocurrieron en carretera.

Las causas de los accidentes viales no siempre son convencionales, pero la gran mayoría se pueden evitar, ya que según números de la National Highway Trarffic Safety Administration (NHTSA, agencia de seguridad vial de Estados Unidos) y del INEGI, el 96% de los accidentes son causados por errores humanos; te presentamos las principales causas de accidentes viales ya sea en carretera o en ciudad.

  1.        Distracciones del conductor: 40% de los accidentes

Ya sea por buscar algo en el auto, controlar la música, mirar algo por la ventana o utilizar el celular, las distracciones del conductor son la principal causa de accidentes con un 40%. De acuerdo con un estudio realizado por The Institute of Advanced Motorist, el celular reduce la respuesta del conductor entre un 34.7% y un 37.6%. Los accidentes relacionados con el uso del móvil al conducir se han convertido en la causa número uno de muertes por accidentes viales a nivel mundial de adolescentes de 16 a 19 años de edad.

  1.        Manejo agresivo: 31%

El conducir de forma agresiva a exceso de velocidad, ignorar señales de tránsito e incluso intentar maniobras especiales, como intentar un estilo de conducción de derrape llamado “Drifting”, son la segunda causa más importante de accidentes en nuestro país con un 31%. Las incidencias de este tipo de accidentes son más frecuentes de noche, especialmente entre las 10 de la noche y las 4 de la mañana. Estos accidentes tienen también un alto índice de fatalidad, pues aún con los avanzados sistemas de seguridad actuales, las fuerzas G que actúan sobre conductor y pasajeros son brutales, tanto que en muchas ocasiones la muerte de los ocupantes no es causada por el choque, sino por la desaceleración.

  1.        Falta de pericia: 11%

Estos accidentes se diferencian del manejo agresivo debido a que quien sufre estos percances no actúa con intención. Estos errores pueden ser calcular mal la velocidad en una curva, no ver la luz roja, cambiarse de carril cuando el otro auto está en punto ciego y demás errores que se pueden considerar casuales.

  1.        Manejar cansado: 7%

La falta de descanso o el cansancio extremo son un factor determinante para sufrir un accidente, pues así como la velocidad de reacción es lenta, se corre el riesgo de quedarse dormido al volante. El 7% de los accidentes involucran el manejar cansado, y aunque en zonas urbanas las consecuencias generalmente son materiales, en los viajes carreteros el peligro y la tasa de mortalidad ascienden dramáticamente.

  1.        Alcohol: 7%

Debido a los eficientes operativos de la policía, como el programa “Conduce Sin Alcohol”, mejor conocido como “Alcoholímetro”, la cifra de los accidentes causados por el alcohol ha disminuido dramáticamente en los últimos años, pero aún con todo esto, el 30% de los accidentes fatales involucran de algún modo el consumo desmedido de alcohol.

  1.        Otros factores, 4%

En esta categoría caen todos los accidentes que no son causados por el factor humano sino por condiciones externas o adicionales, como son un muy mal clima, condiciones del camino, fallas mecánicas, situaciones naturales como un rayo o un terremoto, inundaciones, etc.

Todos los accidentes viales que dependen del factor humano son completamente evitables, siempre y cuando se maneje con mucha responsabilidad, y sobre todo, con mucho respeto hacia los autos, pues a pesar de que son hermosas máquinas también son capaces de matar a las personas.

.