Titulo Seccion

Lamborghini Aventador S “La danza del toro”

martes 01 agosto 2017

Lamborghini Aventador S “La danza del toro”
.
.
.

NO PIENSE NI EN UN BAILE TÍPICO REGIONAL NI EN UN RITUAL DE FERTILIDAD, EL AVENTADOR S ES EL TORO MÁS GRANDE DE SANT'AGATA BOLOGNESE Y HOY PUEDE MOVERSE CON DELICADEZA POR LAS PISTAS… TAMBIÉN LAS DE BAILE.

Texto: Carlos Sandoval / Fotos: Uriel Roldán

En estricto sentido, Aventador S es la actualización de media vida del Aventador al que sustituye y presentado al mundo hace cinco años. Está apenas por debajo en potencia de su versión más radical hasta ahora, el SV, que estaba más enfocado para su uso en pistas de carreras, pero inaugura muchas funciones innovadoras que lo hacen sentirse como otro auto.

Desde afuera cumple con casi todos los “requisitos” de inspiración al diseño de todo deportivo de este nivel: aviones caza, naves espaciales y hasta víboras venenosas, sólo le falta la sensual silueta de una mujer para ser el rey del cliché, sin embargo, sí que hay actualizaciones en carrocería que no sólo lo hacen verse ligeramente diferente, sino que en teoría lo hacen ser más eficiente en términos aerodinámicos.

Nuestro juguete de 12 millones de pesos además montaba rines opcionales y detalles que lo hacen más exclusivo, mientras suben el precio que arranca por ahí de los 9.9 millones.

Por dentro también hay algunos cambios, sobre todo relacionados a combinaciones de colores, acabados disponibles y un nuevo modo de manejo denominado EGO, que básicamente permite ajustar de modo individual todos los ajustes que en los demás modos de manejo se hacen de forma automática y que de ninguna manera incluyen modos Comfort ni Eco. ¡Eso no existe en un Aventador!, no es un auto pensado para ser ecológico ni cómodo, sino rápido, muy rápido.

No obstante la imagen y la nueva letra después del nombre, los verdaderos cambios en el buque insignia de la marca del toro están debajo de su bella piel de “triángulos antirradar”. El monstruoso motor V12 recibió algunos ajustes de tuercas por aquí y por allá, principalmente en el sistema de admisión y distribución variables, con lo que las cifras de potencia, par y RPMs máximas subieron. 40 hp más y una pizca más de par motor. El único problema de un motor tan bello, es su misma naturaleza, pues se mantiene como uno de los únicos V12 de aspiración natural en el mundo, posiblemente el último que veremos en Lambo, y eso representa un gran problema a la altura de ciudades como la de México o Toluca, donde probamos esta bestia, pues la falta de oxígeno atmosférico reduce sus colosales 740 hp a nivel del mar, a tan sólo 542 hp. Esto no significa que el Aventador sea un auto lento, en absoluto, es simplemente que la industria se ha perfilado por motores más pequeños, con turbo o supercargador o ambos y hasta con sistemas híbridos que les dan un extra de potencia y par al acelerar, y Aventador es de la vieja escuela. Además, no le ayuda nada la caja de cambios, un sistema manual robotizado bastante veterano que resulta un tanto lento para los estándares del segmento y no es que Lambo no pueda montar una caja de doble embrague, en grupo VAG hay de donde elegir (DSG, S Tronic, PDK, incluso la Ricardo del Chiron), pero simplemente no caben en el túnel de transmisión del Aventador. La sensación de los cambios es seca y de un retardo considerable entre la orden de la maneta tras el volante hasta que sucede en verdad. No es en absoluto mala, pero la industria demanda mucho más de un súper auto como este, seguro Ferruccio se retorcería en su tumba al saber que Ferrari tiene una caja y embrague más rápido que él, justo la razón por la que comenzó la historia de Automobili Lamborghini.

Otras de las novedades del Aventador incluyen nuevos amortiguadores magnetorreológicos de serie y dirección en las cuatro ruedas, con lo que el manejo es mucho más sedoso en la mayoría de las circunstancias y preciso en la pista, casi como si estuviéramos danzando con el toro más fuerte del ruedo. Claro, esto no lo hace cómodo, y menos en las carreteras mexicanas, pero en una pista es una delicia que pocas veces hemos disfrutado tanto. Pisamos el acelerador a fondo y no sólo el V12 de altas revoluciones nos comienza a limpiar los dientes como si fuera el aparatito ultrasónico de nuestro dentista, clicks y clacks, zims y zums eléctricos y mecánicos suceden por doquier a nuestras espaldas en el vano motor, pero el platillo es aderezado con un escape que definitivamente afinó el mismo Pavarotti antes de dejarnos en 2007. Al oído es una delicia.

Mientras más velocidad tomamos en el Aventador mejor y más cómodos nos sentimos en el habitáculo tan pegado al suelo, además, la dirección trasera nos ayuda a tener un manejo más predictivo y menos nervioso, mientras que los enormes discos carbonocerámicos toman temperatura y comienzan a detenernos de forma espeluznante, incluso consiguiendo hasta 31 m en el 100 a 0 km/h. Vaya forma de acelerar, dar vuelta y de frenar. Y además, si lo queremos y nos atrevemos a apostar con 12 millones de pesos, podemos aprender a divertirnos con semejante potencia en las curvas y jugar al Ken Block con una máquina de hacer drift, a pesar de la tracción integral, dependiendo del modo de manejo la mayor parte de la tracción termina en las gigantescas ruedas traseras y, eventualmente en una humareda blanca derivada de una Pirelli de ultra alto desempeño diseñadas en específico para el Aventador.

Sí, quizá el Aventador es uno de los muy pocos súper autos de la vieja escuela que quedan, quizá con el último motor V12 atmosférico, y quizá con la última caja de su tipo que veremos. Es evidente que está por debajo de referentes como P1, LaFerrari  y 918, pero dentro de su nicho es de lo mejor que podremos conseguir, y nos mantendrá enamorados por los próximos 5, 10 o 15 años más.

EN CIFRAS

MOTOR: V12, 6.5 l

POTENCIA: 740 hp

PAR MÁXIMO: 508 lb-pie

TRANSMISIÓN: Automática de 7 velocidades

TRACCIÓN: Integral permanente

NEUMÁTICOS: 255/30 R20 y 355/25 R21

VEL. MÁXIMA: 350 km/h

0-100 KM/H: 2.9 s

CONSUMO: 5.9 km/l

AUTONOMÍA: 501 km

SEGURIDAD

FRENOS: Discos ventilados cerámicos adelante y atrás

ASISTENCIAS: ABS, LDS, LRS y ESC

BOLSAS DE AIRE: Cinco

PRECIOS

RANGO: De 550,000 a 695,000 dólares

UNIDAD PROBADA: Aventador S; 670,000 dólares

Lamborghini Aventador S “La danza del toro”
Lamborghini Aventador S “La danza del toro”
Lamborghini Aventador S “La danza del toro”
.
Agosto 2017
imagenRevista
Año 11 No.133
CHEVROLET CAVALIER
EL REGRESO ESPERADO
MCLAREN 570S SPIDER
Facebook
Twitter
hr
imagen