Titulo Seccion

Audi produjo el auto 8 millones con tracción quattro

viernes 20 enero 2017

Audi produjo el auto 8 millones con tracción quattro
.
.
.

En la nueva planta de San José Chiapa, la marca de los cuatro aros celebró la producción de la unidad número 8 millones equipada con tracción quattro. Una tecnología que, incluso sobre hielo o nieve, aporta seguridad y placer de conducción. El vehículo con el que se ha alcanzado este importante registro es un Audi Q5 2.0 TFSI quattro de color rojo granate.

La tecnología quattro hizo su debut en 1980, y actualmente está disponible en más de 100 versiones distintas dentro de la gama Audi. El sistema quattro de tracción total es de serie en el Audi Q7, el Audi A4 allroad quattro, el Audi A6 allroad quattro, el Audi A8, el Audi R8 y en todos los modelos de las series S y RS; y está disponible como una opción para todo el resto de modelos de la gama Audi. En 2015, el 44 por ciento de todos los clientes Audi en el mundo eligió versiones equipadas con tracción quattro. El Audi Q5 encabezaba la lista con cerca de 262,000 unidades. Los modelos quattro generan una demanda particularmente fuerte en los Estados Unidos, Canadá, Rusia y también en los mercados de Oriente Medio.

Audi ofrece la tracción quattro en diferentes versiones adaptadas a cada modelo de la gama. Para las series de modelos compactos con motores dispuestos en posición transversal, se utiliza un embrague hidráulico multidisco controlado electrónicamente en el eje posterior. En el deportivo R8 de motor central, el embrague multidisco está situado en el eje delantero. En función de las condiciones reales de conducción en cada momento, estos sistemas activos distribuyen el par de forma variable entre ambos ejes.

El diferencial central autoblocante utilizado en muchos de los modelos Audi con motor delantero dispuesto longitudinalmente es un engranaje planetario puramente mecánico. Normalmente, reparte el par enviado a las ruedas delanteras y traseras en una proporción del 40:60 por ciento, respectivamente.

El diferencial deportivo está disponible en el eje trasero para algunas versiones tope de gama. Distribuye activamente el par entre las ruedas traseras mediante dos unidades superpuestas, cada una de ellas dotada de un embrague multidisco electrohidráulico. En casos extremos, casi todo el par puede enviarse a una misma rueda; en realidad, el sistema prácticamente empuja el auto hacia el interior de la curva, eliminando así cualquier posibilidad de subviraje.

.
Facebook
Twitter
hr