Titulo Seccion

CEO de Volkswagen USA ante el Congreso de EEUU

Friday 09 October 2015

CEO de Volkswagen USA ante el Congreso de EEUU
.
.
.

No hay dudas que la situación del Grupo Volkswagen a nivel mundial es muy delicada. Ningún conglomerado empresarial la quisiera y mucho menos el líder automotriz alemán, el mayor vendedor en el mundo. De la noche a la mañana su pedestal se desmoronó y su imagen ha comenzado a perder valor.

En las últimas horas se comienzan a sentir discrepancias entre lo que dice VW-Alemania y VW-EE.UU. En Europa dijeron que todos los vehículos afectados serían reparados en el 2016, pero el Presidente de VW-EE.UU. dijo que la cosa se extenderá.

El Presidente de Volkswagen en EE.UU., Michael Horn, admitió ayer jueves que ese plazo se puede prolongar hasta 2017.

"Seguro que llevará más de un año", aseguró a preguntas de los miembros de un Comité del Congreso de Estados Unidos ante el que compareció y donde señaló que "hay tres grupos de vehículos afectados" y que cada uno de ellos requerirá su propia estrategia de arreglo. 

Horn, que se dió a conocer cuando aseguró aquello de "la hemos cagado", también reconoció ante los políticos que el objetivo del software instalado en algunos de sus vehículos diesel era ocultar sus emisiones reales.

Asimismo, aseguró que la decisión de llevarlo a cabo "no fue corporativa, sino que fue algo que hicieron unos individuos".

El engaño se descubrió el pasado 18 de septiembre, cuando la agencia federal de Medio Ambiente (EPA) anunció que había obligado al Grupo Volkswagen a retirar 482.000 vehículos diesel cuyas emisiones habían sido manipuladas. Posteriormente, frenó la venta de coches diesel de Volkswagen y Audi.  No se sabe cuando se restablecerá, ya que la propia compañía automovilística ha desistido de pedir la autorización para sus nuevos vehículos.

Horn también afirmó que no supo hasta el 1º de septiembre de este año que los vehículos del grupo alemán contenían el software ilegal y añadió que, hasta ese momento, solo sabía que algunos de esos automóviles diesel no cumplían con las normativas estadounidenses sobre emisiones.

Ante las preguntas de los congresistas estadounidenses, el Presidente de VW-EE.UU. reconoció que no sabía exactamente cómo funciona el software instalado en los motores diesel turbo de 2 litros porque "no soy un ingeniero".

Sin embargo, Horn subrayó que la compañía será capaz de reparar los vehículos afectados y que no procederá a su sustitución, como ha sugerido el nuevo Presidente del Grupo alemán, Matthias Müller, que puede ocurrir en algunos casos aislados. 

En su testimonio ante el Comité de Energía y Comercio de la Cámara de Representantes, Horn se disculpó en varias ocasiones por las acciones del fabricante alemán y señaló que VW está dispuesta a "aceptar las consecuencias" de sus actos.

El alto ejecutivo ofreció disculpas "en nombre de nuestra compañía y mis colegas en Alemania" por el "uso de un programa de software" cuyo fin era manipular las emisiones durante las pruebas internas, de laboratorio. 

El Presidente del grupo alemán explicó que "hay tres grupos de vehículos involucrados, cada uno con una de las tres generaciones del motor de 2 litros diésel.  Cada uno requiere una solución diferente".

Según Horn, los responsables del engaño "serán identificados" y sufrirán las consecuencias, pero "cualquier información en este momento es preliminar".

"Les pedimos su comprensión hasta que terminemos este trabajo", agregó el responsable de VW-EE.UU.

.
Diciembre 2016
imagenRevista
Año 10 No.125
FORD RAPTOR
IMPARABLE
CHRYSLER PACIFICA
RENACE LA MINIVAN
Facebook
Twitter
hr