Titulo Seccion

A 22 años de la muerte de Ratzenberger y Senna

Monday 02 May 2016

A 22 años de la muerte de Ratzenberger y Senna
.
.
.

Este fin de semana se cumplieron 22 años desde que el Autódromo Dino y Enzo Ferrari, en Imola, Italia, hospedó uno de los fines de semana más trágicos en la historia del deporte entre el 29 de abril y el 1º de mayo de 1994.

Esa temporada la Fórmula 1 prohibía el uso de ayudas al pilotaje como el control de tracción, el control de arrancada, los sistemas de cuatro ruedas directrices y las suspensiones activas.

En el equipo Benetton fueron muy hábiles al integrar los softwares que regulaban estos sistemas dentro del software (mapa) del funcionamiento del motor, por lo cual Michael Schumacher pudo seguirlos usando con absoluto y repudiable descaro mientras el resto de los equipos y pilotos enfrentaban una situación potencialmente peligrosa que fue denunciada por Ayrton Senna, el único Campeón activo que competía en F-1.

Las denuncias de Senna y otros pilotos se confirmaron dantescamente el viernes 29 de abril cuando el debutante Rubens Barrichello colisionó violentamente a 260 km/h luego que su monoplaza se levantó un par de metros sobre el piso tras golpear un arcén. El brasileño salvó la vida de milagro.

Un día después otro toque con un arcén dañó el alerón del Symtek Ford de otro debutante, el austríaco Roland Ratzenberger, quien cometió el error de no parar en box a verificar la pieza. Ésta se desintegró unos minutos más tarde, en la zona más rápida de la pista, con consecuencias instantáneamente fatales para el corredor, tras impactar violentamente.

El domingo 1º de mayo, Ayrton Senna encabezaba la prueba tras lograr la pole position, pero ya en la propia partida se registró un nuevo accidente, cuando el Benetton de Jirky Lehto no pudo arrancar y fue chocado por el Lotus de Pedro Lamy. Tras una neutralización con el safety car, la prueba fue reiniciada y una vuelta después el propio Senna impactó violentamente un muro tras salirse de pista a 310 km/h. Un helicóptero tuvo que aterrizar junto al auto del brasileño para trasladarle al hospital en un intento tan desesperado como vano de salvarle la vida.

Tras retirarse los restos del choque de Senna y cubrir con cal el charco de sangre dejado por el piloto tras ser auxiliado sobre la grama, la carrera fue reiniciada y un caucho desprendido del Minardi de Michele Alboreto cayó en las gradas, hiriendo a varios espectadores.

 

Niki Lauda - entonces asesor de Ferrari - dijo a la prensa: “Dios siempre mantuvo su mano sobre la Formula 1, pero este fin de semana la retiró…”

Los acontecimientos de Imola conmovieron el deporte automotor hasta sus cimientos y despertaron una enorme conciencia en torno a los temas de seguridad vinculados a autos, autódromos, pilotos y espectadores.

Sin embargo, 22 años después, a pesar de que la fatídica fecha del 1º de mayo volvió a coincidir con un domingo de Gran Premio en ocasión del GP de Rusia, las evocaciones a lo ocurrido en el GP de San Marino 1994 fueron escasas, circunstanciales y mayormente debidas a especialistas y periodistas veteranos, sin que los pilotos, los dueños de equipos, o los dirigentes de la categoría quisieran hacer mayores menciones.

.
Diciembre 2016
imagenRevista
Año 10 No.125
FORD RAPTOR
IMPARABLE
CHRYSLER PACIFICA
RENACE LA MINIVAN
Facebook
Twitter
hr