Titulo Seccion

Doble vida: MINI Cooper vs VW Golf

Monday 01 December 2014

Doble vida: MINI Cooper vs VW Golf
.
.
.

Hagamos caso al refrán y exprimamos este par de jugosos limones. Se trata de dos hatchbacks populares y deseables que presentan dos estilos de vida pero con un factor en común: son autos para todos los días.

 

Estos dos no compiten directamente en el mercado, pues por tamaño son dos mundos distintos. Los hemos elegido para analizar dos interpretaciones de dos importantes marcas de un par de conceptos al volante: el bienestar y la diversión.

Para este experimento, hay que ver al Golf Mk7 como el deportivo del par y al Mini  Cooper como el práctico y juvenil, eso hará las cosas más interesantes. Ambos modelos tienen una versión más "hot"; el GTI y del otro lado de la moneda el Cooper S, los dos con más de 200 hp y tecnología propia de un deportivo en serio como diferenciales electro-mecánicos, transmisiones con doble programación, frenos, rines y llantas de diferentes compuestos más efectivos para la pista y hasta detalles racing adornando sus carrocerías. Pero por un presupuesto más mesurado, hemos comprobado las mejores bondades y características de un par que tiene tanto en común, que hay que observar más allá de lo obvio.

POLOS OPUESTOS

En lo que no se parecen nada es en el ajuste de la suspensión, la respuesta de la dirección (ambos con asistencia eléctrica), la posición de manejo y el feeling general al conducir. El interior sobrio del Golf nos invita a compensar utilizando el modo Sport de la transmisión DSG, que elimina casi por completo el turbo-lag y mantiene cada uno de los siete cambios hasta la línea roja del tacómetro. La ventaja es que la suspensión -aunque es cómoda y el balanceo lateral es notorio- en conjunto con las asistencias y el rígido chasís pueden soportar con holgura la potencia y la entrega de la misma. Las curvas de una autopista es donde más se disfrutará la conducción y varios incrédulos nos verán rebasarlos pensando que quizá sea un GTI disfrazado "de civil". El entorno en el que se conduce el Golf es casi "zen", ya que en el interior no existen rechinidos de los plásticos, que se ven y se sienten de excelente calidad. El ensamble -mexicano- es exacto al milímetro y la posición de manejo como es costumbre en Volkswagen, es la ideal para conductores de todas las tallas. A veces los ajustes manuales de asientos y volante resultan en un mejor acomodo del cuerpo.

La visibilidad es amplia hacia los cuatro puntos cardinales y si es de noche -o de madrugada- la iluminación exterior, sobresaliente; complementada con un suave destello ambiental en el interior. Tal vez las familias mexicanas perciban el espacio interior como justo o insuficiente, pero la realidad es que Golf puede cargar con cuatro pasajeros y su equipaje sin sacrificios. La velocidad máxima es de más de 200 km/h, superior a lo que muchos experimentarán en la vida útil del auto y gracias a la tecnología TSI con inyección directa, la merma de potencia consecuencia de la altitud es mínima.

ATRACCIÓN PURA

Esta versión del Mini es diversión clasificación PG-13. Es cierto que atrás de un conductor de más de 1.80 m el espacio es casi inexistente, pero la realidad es que siempre hay alguna "chaparrita" que tiene tantas ganas de subirse al auto que no le importará recoger las piernas por la duración del viaje. Sí, el equipaje tiene que ser pequeño y muy bien acomodado, pero estas carencias se compensan rápidamente cuando se enciende el motor y se escucha el ronroneo, algo inesperado para tan compacta planta de poder de tres cilindros. La marcha es firme -menos que antes- y es proporcionalmente incómoda con la edad del conductor. Pero esto es parte de la personalidad del Mini, mecánica bien calibrada, asistencias bien programadas y aprovechamiento de toda la potencia. En modo SPORT nos recuerda al primer -nuevo- Mini supercargado, pero refinado.

El modo de manejo que le abrirá puertas entre los más exigentes es el GREEN, que "relaja" el acelerador, la dirección, el aire acondicionado -automático- y la luz ambiental, que reacciona a casi cualquier acción, proyecta un agradable tono de verde que nos tranquiliza para lograr obtener el máximo rendimiento de combustible.

Otra carta fuerte del Mini es el equipamiento. La consola central incluida en el tablero circular hace uso de una pantalla de 8.8 pulgadas controlada por la perilla del sistema iDrive. El equipo de sonido cuenta con 12 altavoces Harman Kardon y amplificación digital de 410 watts. El interior cambia de color con sólo accionar un switch de tacto retro y aunque duros, los asientos se ajustan hasta acomodar de manera ideal hasta al conductor más exigente.

Al final del día, la calidad general, la conducción y la modernidad no nos dejan olvidar que hemos estado conduciendo un BMW "de diseñador". 

UNIDOS POR LA FUERZA

La mercadotecnia es omnipresente y es capaz de convencernos de elegir artículos por razones guturales en vez de decisiones científicas.

El Mini Cooper Pepper es más caro pero no deja ningún cabo suelto, en Europa, por ejemplo, suele ser un auto familiar cuando se sabe aprovechar bien un espacio compacto, no olvidemos que es una marca premium y ofrece seguridad de primer mundo. Pero tal vez usted ya vivió en el otro hemisferio y ahora quiere "bajarle dos rayitas" al ritmo. Pues en un Golf, en particular en esta versión Highline no extrañará ningún deportivo, es un compacto hecho y derecho, ideal para cualquier personalidad, ya sea que quiera discreción o llamar la atención, sólo elija bien el color y su vestimenta, de todo lo demás, se encarga Volkswagen.

 

UNA SEGUNDA OPINIÓN

Por Carlos Sandoval

Ambos son autos excepcionales, les adelanto que cualqiera será una delicia para todos los días. Ya sea por el balance perfecto del Golf o por el toque "i" y esa agilidad instantánea del Mini ninguno es una mala elección. No obstante, considero que el día a día, sobre todo en ciudades como las nuestras, nuestra movilidad, más allá de estar delimitado por el espacio, lo está por la calidad de marcha, o comodidad como se le conoce comúnmente, sólo por eso me quedo con el Golf.

 

VOLKSWAGEN GOLF

MOTOR: L4, 1.4 L, TURBO

POTENCIA: 140 HP

PAR MÁXIMO: 184 LB-PIE

TRANSMISIÓN: AUTOMÁTICA DE 7 VELOCIDADES (DSG)

TRACCIÓN: DELANTERA

NEUMÁTICOS: 225/45 R17 91W

VEL. MÁXIMA: 212 KM/H

0-100 KM/H: 8.4 S

CONSUMO: 20.8 KM/L

AUTONOMÍA: 1,040 KM

 

SEGURIDAD

FRENOS: DISCOS VENTILADOS

DELANTEROS Y SÓLIDOS TRASEROS

ASISTENCIAS: ABS, MSR, ASR, HSA Y ESC

BOLSAS DE AIRE: 7

 

PRECIOS

RANGO: DE 271,990 A 328,800 PESOS

UNIDAD PROBADA: HIGHLINE DSG, 328,800 PESOS

 

 

MINI COOPER

MOTOR: L3, 1.5 L, TURBO

POTENCIA: 136 HP

PAR MÁXIMO: 170 LB-PIE

TRANSMISIÓN: AUTOMÁTICA DE 6 VELOCIDADES

TRACCIÓN: DELANTERA

NEUMÁTICOS: 195/55 R16 87W

VEL. MÁXIMA: 210 KM/H

0-100 KM/H: 7.8 S

CONSUMO: 21.2 KM/L

AUTONOMÍA: 851 KM

 

SEGURIDAD

FRENOS: DISCOS VENTILADOS

DELANTEROS Y SÓLIDOS TRASEROS

ASISTENCIAS: ABS, BA, EBD, HSA, DSC, CBC, DTC Y EDLC

BOLSAS DE AIRE: 6

 

PRECIOS

RANGO: DE 300,000 A 399,000 PESOS

UNIDAD PROBADA: COOPER PEPPER AT, 399,000 PESOS

Doble vida: MINI Cooper vs VW Golf
Doble vida: MINI Cooper vs VW Golf
Doble vida: MINI Cooper vs VW Golf
.
Diciembre 2016
imagenRevista
Año 10 No.125
FORD RAPTOR
IMPARABLE
CHRYSLER PACIFICA
RENACE LA MINIVAN
Facebook
Twitter
hr