Titulo Seccion

Comparativo "Ejército Rojo"

Thursday 30 April 2015

Comparativo "Ejército Rojo"
.
.
.

Para poner las cosas en balance no todo puede ser verde. Sí, debemos cuidar el planeta, pero a veces hay que llegar rápido para salvar lo que más nos importa. Cualquiera de estos tres monstruos (ninguno ruso) podría acabar con ejércitos de green cars.

La teoría del color dice que el polo opuesto al verde es el rojo, aunque técnicamente no son enemigos, sino como complementarios. Sinuno no puede existir el otro. En un mundo donde los mejores representantes de la estirpe de los súper deportivos comienzan a cambiar su filosofía y a evolucionar al complicado mundo de los híbridos, aún hay excelentes representantes de la vieja escuela —a pesar de ser modelos 2015— capaces de asombrarnos sin necesidad de pagar  demasiado por una de las mejores experiencias sobre ruedas del planeta. Estos tres salvajes significan algunos de los mejores ejemplares en relación precio/desempeño.

De momento no todos están a la venta en México, pero es cuestión de tiempo para verlos juntos como en nuestras fotos en esta sesión de adrenalina. ¿Por qué los elegimos? Simple, son los  mejores retadores de la élite europea. Por mucho menos dinero, el GT-R retó a Porsche, el Z06 es enemigo acérrimo de Ferrari y el Hellcat, aunque no busca rivalizar con Lamborghini o Aston Martin, ofrece una descomunal potencia con un precio por hp de los más baratos del mundo. Tres súper deportivos “accesibles”, pero ¿Cuál es mejor?

DIFERENTE PERSPECTIVA

Las potencias son distintas, 550, 650 y 707 hp, los precios compiten en un par pero el otro los corta casi por la mitad, uno parece un sedán modificado por las mafias japonesas futuristas, el otro la “lancha” del abuelo que huía de la justicia de Tennessee con alcohol ilegal en la cajuela y el último pretende imitar los aviones militares de EEUU pero con cuatro ruedas. El Corvette Z06 es uno de los mejores súper deportivos que GM haya creado jamás. Acelera como los más rápidos del mundo y frena casi de infarto (con el paquete Z07) ¡En menos de 30 metros desde 100 km/h! Definitivamente a los dueños de un 458 Italia les dará mucha envidia que un “dude” los rebase en un Z06 que costó menos de la mitad de su cavallino purasangre italiano.

Por su lado, el Challenger SRT Hellcat apunta no a ningún deportivo en específico sino a todos al mismo tiempo. Por un Hellcat comprado en EEUU se pagan menos de 85 dólares por cada hp, por ejemplo, contra los 490 dólares por hp de un Ferrari 458 Italia… 100 hp menos potente. Sí, es pesado y ostentoso, pero si se le ve de frente deja sin aliento como cualquier exótico europeo. A su favor es el más espacioso, cómodo, accesible y utilizable de todos los deportivos del mundo y si lo nuestro es quemar llanta, sólo un Formula Drift lo podrá superar.

Para cerrar, el “más aterrizado” de los tres sólo tenía una meta al momento de nacer: ser más rápido y ágil que un Porsche 911 Turbo y costar la mitad. Al principio, desde la primera generación, lo consiguieron. Era un auto de apenas 480 hp y poco más de 90 mil dólares. Afortunadamente se ha ido refinando y ahora presume entre 550 y 600 hp (Nismo), aunque el precio también ha subido hasta superar los 100 mil dólares… y de la maravilla de la versión Nismo, mejor ni hablemos por ahora. Con el motor más pequeño de este comparativo, la cifra de potencia más “baja” y la silueta de un sedán familiar, el GT-R es uno de los mejores y más eficientes súper deportivos que el dinero pueda comprar. Para ponerlo en perspectiva, la aceleración del GT-R es casi la misma que la de un Bugatti Veyron, uno de los autos más rápidos y caros del mundo, casi un segundo más rápido que el Z06.

UNA HISTORIA DIFÍCIL DE CONTAR

Al llegar a la pista con estos tres juguetes estábamos preparados para calificarlos muy estrictamente. No podemos negarlo, teníamos ya nuestros favoritos, pero el resultado nos dejó sorprendidos. Ninguno es igual, pero tampoco es malo o descaradamente mejor. Nos encantó lo radical del Z06, la forma de acelerar, la enorme capacidad de mantenerse en la curva, lo configurable de los settings para ser cada vez más radical y sobre todo la forma de frenar, como nunca lo habíamos sentido en ningún otro auto en nuestros casi nueve años de pruebas de manejo. Sin embargo, es un auto muy incómodo para usarse todos los días, la posición es muy baja, la suspensión tiende a muy dura a pesar de ser ajustable y la cabina nos puede dar claustrofobia después de varias horas manejando.

Del Hellcat nos enamoramos de la docilidad de la entrega de la potencia y lo brutal de par motor, es contundente como un cohete militar teledirigido; nos fascina lo fácil que puede hacer salir nuestro “redneck” interior y no querer dejar de quemar llanta, pero sobre todo nos sorprendió que con sus más de dos toneladas (eso no debería calificar como deportivo) fuera tan ágil y fácil de mover entre las curvas. Sin ser real, la aceleración se siente más radical que en el GT-R, pero todo sucede con la comodidad de la sala de nuestra casa y con el espacio para que cinco personas lo disfruten completamente.

El GT-R sacó nuestro lado metodológico y nos llevó a límite de lo racional con la eficiencia con la que hace absolutamente todo. Acelera como un rayo láser, da vuelta tan rápido como un neutrón en el Gran Colisionador de Hadrones y frena como el iceberg al Titanic. Hay espacio para cinco adultos aunque los demás tengan que ir un poco apretados. Pero las opciones de configuración y modificación individual de cada una de sus características lo hacen, en conjunto, uno de los mejores deportivos que jamás hayamos manejado. Lo único que tiene de malo es que aún no está a la venta en México.

MENOS ES MÁS

No es filosofía de diseño, es la forma en la que los ingenieros pueden llevar al límite su capacidad de desarrollo y creatividad para seguir sorprendiéndonos día con día. De entrada tenemos que felicitar a Chevrolet, a Dodge y a Nissan por crear tres diferentes bólidos que nos sacan y seguirán sacando sonrisas cada vez que podamos manejarlos.

Si pudiéramos nos quedábamos los tres pero como sólo podemos elegir uno los iremos descartando del “menos mejor” al “más mejor”. El Challenger fue el que más nos hizo sonreír durante la sesión de pruebas y fotos, es un mastodonte híper potente que nos hará perder una fortuna en combustible pero nos hará los más felices del planeta al tocar el acelerador [risa nerviosa]. El Z06 sería nuestra opción en un país con mejores caminos, lo preciso, rápido que puede tomar las curvas pero sobre todo lo sorprendentemente bien que frena nos da toda la confianza para querer siempre ir más rápido; es un súper deportivo de pura cepa enfocado en pistas rápidas. El GT-R es perfecto. OK, tiene los acabados de un Maxima y un PS Vita en la consola central, pero prácticamente ningún auto de menos de un millón de dólares lo puede rivalizar en la pista y pues, estamos comparando deportivos. Nos quedamos con el “Datsun”.

UNA SEGUNDA OPINIÓN…

Por: Estevan Vázquez

Difícil elección. Son los tres platillos más apetitosos del menú… En un intento de mantener la cabeza fría después de someter las entrañas a aceleraciones espectaculares, fuerzas G laterales irreales y frenadas de infarto, debo decir que elijo el Corvette. Es el punto medio entre el cañón de 110 mm o el rifle de francotirador. Lo prefiero porque es sorprendente sin ser brutal pero me hace sentir piloto y no astronauta.

 

CHEVROLET CORVETTE Z06

MOTOR: V8, 6.2 L, SUPERCARGADO

POTENCIA: 650 HP

PAR MÁXIMO: 650 LB-PIE

TRANSMISIÓN: MANUAL DE 7 O AUTOMÁTICA DE 8 VELOCIDADES.

TRACCIÓN: TRASERA

NEUMÁTICOS: DEL. P285/ 30ZR19 – TRAS. P335/25ZR20

VEL. MÁXIMA: 330 KM/H

0-100 KM/H: 3.2 S

CONSUMO: 7.6 KM/L

AUTONOMÍA: 532 KM

SEGURIDAD

FRENOS: DISCOS VENTILADOS DELANTEROS Y TRASEROS

ASISTENCIAS: ABS, PTM Y AHSC

BOLSAS DE AIRE: CUATRO

PRECIOS

RANGO: 1,600,000 PESOS (ESTIMADO)

 

DODGE CHALLENGER HELLCAT

MOTOR: V8, 6.2 L, SUPERCARGADO

POTENCIA: 707 HP

PAR MÁXIMO: 650 LB-PIE

TRANSMISIÓN: AUTOMÁTICA DE 8 VELOCIDADES

TRACCIÓN: TRASERA

NEUMÁTICOS: 275/40 R20 106Y

VEL. MÁXIMA: 320 KM/H

0-100 KM/H: 3.6 S

CONSUMO: 7.2 KM/L

AUTONOMÍA: 504 KM

SEGURIDAD

FRENOS: DISCOS VENTILADOS DELANTEROS Y TRASEROS

ASISTENCIAS: ABS, ESC, TCS, EBD, EARS, HBC Y HSA

BOLSAS DE AIRE: NUEVE

PRECIOS

RANGO: DESDE 659,900 PESOS

UNIDAD PROBADA: SRT HELLCAT

AUTOMÁTICO; 900,000 PESOS (ESTIMADO)

 

NISSAN GT-R

MOTOR: V6, 3.8 L, BITURBO

POTENCIA: 545 HP

PAR MÁXIMO: 463 LB-PIE

TRANSMISIÓN: AUTOMÁTICA DE 6 VELOCIDADES

TRACCIÓN: INTEGRAL PERMANENTE

NEUMÁTICOS: 255/40 R20 ADELANTE; 285/35 R20 ATRÁS

VEL. MÁXIMA: 315 KM/H

0-100 KM/H: 2.7 S

CONSUMO: 7.2 KM/L

AUTONOMÍA: 504 KM

SEGURIDAD

FRENOS: DISCOS VENTILADOS Y PERFORADOS DELANTEROS,

VENTILADOS TRASEROS

ASISTENCIAS: ABS, EBD, TCS, VDC Y HSA

BOLSAS DE AIRE: SEIS

PRECIOS

RANGO: N.D.

UNIDAD PROBADA: GT-R PREMIUM, 1,500,000 PESOS (ESTIMADO)

Comparativo "Ejército Rojo"
Comparativo "Ejército Rojo"
Comparativo "Ejército Rojo"
.
Diciembre 2016
imagenRevista
Año 10 No.125
FORD RAPTOR
IMPARABLE
CHRYSLER PACIFICA
RENACE LA MINIVAN
Facebook
Twitter
hr