Titulo Seccion

El Porsche Mision E vio la luz en Frankfurt

Tuesday 15 September 2015

El Porsche Mision E vio la luz en Frankfurt
.
.
.

Dentro de los menesteres del Salón Internacional del Automóvil de Frankfurt, Porsche exhibió el primer concepto de cuatro plazas propulsado por batería de su historia. Combina el diseño emocional de la firma de Stuttgart con un excelente rendimiento y la practicidad con visión de futuro del primer tren de rodaje de 800 voltios. Algunos datos clave de este fascinante automóvil deportivo: cuatro puertas y cuatro asientos individuales, más de 600 caballos de potencia total del sistema y más de 500 kilómetros de autonomía. Tracción total y dirección en las cuatro ruedas, aceleración de 0 a 100 km/h en menos de 3,5 segundos y aproximadamente 15 minutos para cargar 80 por ciento de la batería eléctrica. Los instrumentos son operados de manera intuitiva por seguimiento ocular y control por gestos, algunos incluso a través de hologramas.

El tren de rodaje del Mision E ha sido probado en carreras de automovilismo deportivo, cuenta con dos motores parlantemente sincronizados por imanes (PMSM) –similares a los usados este año en el 919 Hybrid ganador de las 24 Horas de Le Mans– aceleran al auto deportivo y recuperan la energía de frenado. Ambos motores producen más de 600 caballos de potencia, y catapultan al Mision E de 0 a 100 km/h en menos de 3,5 segundos y a 200 km/h en menos de 12 segundos. El sistema de tracción total que opera de acuerdo a la necesidad de cada ruda combinado con el Porsche Torque Vectoring transfiere el poder del sistema de accionamiento a la carretera, y la dirección total en las cuatro ruedas ofrece un manejo preciso y deportivo en la dirección deseada.

El Mision E puede viajar más de 500 kilómetros con una sola carga de la batería, la cual puede ser cargada en tan sólo 15 minutos para ofrecer alrededor de 400 kilómetros adicionales de autonomía. La razón: Porsche está a la vanguardia en la introducción de la innovadora tecnología de 800 voltios. El duplicar el voltaje ofrece múltiples ventajas: tiempos de carga más cortos y menor peso, ya que para transportar la energía se requieren cables más cortos y de menor calibre. Una sección móvil de la salpicadera delantera izquierda, junto a la puerta del conductor, da acceso al puerto de carga del innovador sistema ‘Porsche Turbo Charging’. A través del puerto de 800 voltios, la batería se puede cargar a aproximadamente el 80 por ciento de su capacidad en unos 15 minutos –un tiempo récord para los vehículos eléctricos–.

Su diseño exterior presume un sedán deportivo esculpido con una altura máxima de 130 centímetros con los atributos deportivos de Zuffenhausen que encarna innovaciones visibles como su aerodinámica integrada. Tomas y salidas de aire distintivas –en el frente, los costados y la parte trasera– tipifican el flujo continuo de la carrocería y mejoran la eficiencia y el rendimiento. Guías de aire integradas mejoran el flujo de aire alrededor de las ruedas, por ejemplo, y las salidas de aire en los laterales reducen sobrepresión en los huecos de las ruedas, lo que reduce la elevación.

El frontal mucho más reducido representa el clásico ángulo de flecha Porsche y hace referencia al superauto 918 Spyder y a otros autos de carreras de Porsche. Un nuevo tipo de faros delanteros de matriz LED con el típico diseño de cuatro puntos capturan la mirada del espectador. Integrados como un elemento flotante en las tomas de aire dan un carácter futurista al frontal del auto. Las cuatro unidades LED de cada faro se agrupan en torno a un sensor plano para los sistemas de asistencia, cuyo borde sirve como un indicador luminoso.

En diseño de la parte trasera destaca la arquitectura típica de los deportivos. La cabina simple con su vidrio trasero inclinado, que atrae hacia el interior en la parte posterior, forma un espacio perfecto para las aletas traseras que sólo un Porsche puede tener. Una insignia tridimensional de ‘PORSCHE’ iluminada desde el interior se sitúa debajo de un arco de luz que se extiende a través de todo el ancho de un elemento de vidrio negro.

El interior del Mision E transfiere todos los tradicionales principios de diseño de Porsche en el futuro: amplitud, diseño purista, arquitectura limpia, orientación hacia el conductor y practicidad cotidiana. El concepto de accionamiento completamente eléctrico permitió reinterpretar totalmente el interior. La falta de un túnel de transmisión, por ejemplo, ofrece mayor el espacio y crea un ambiente más amplio y ligero a todo el interior. Asientos deportivos envolventes sirvieron como inspiración para los cuatro asientos individuales. Su diseño ligero reduce el peso, y les da a los ocupantes soporte lateral seguro durante la conducción dinámica. Entre los asientos delanteros se ubica la consola central –elegantemente curvada como un puente con un espacio abierto debajo de ella– se extiende hasta el tablero de mandos.

Cuenta con pantalla holográfica con control de gestos sin contacto. Todo el tablero está plagado de nuevas ideas. Su división en dos capas de estructuración tridimensional refuerza la impresión de iluminación y claridad. La capa superior integra la pantalla del conductor, y entre los niveles hay una pantalla holográfica que se extiende hacia el lado del pasajero. Muestra aplicaciones seleccionables de forma individual, que se agrupan en espacio virtual y están dispuestas por orden de prioridad con un efecto tridimensional. El conductor –o pasajero– puede utilizar estas aplicaciones para controlar sin contacto funciones primarias tales como el radio, el sistema de navegación, el control de clima, los contactos y el vehículo. El símbolo deseado se activa mediante gestos que son detectados por sensores. Un gesto de agarrar significa seleccionar, mientras jalar significa control. Por otra parte, el conductor o el pasajero pueden utilizar una pantalla táctil en la consola central para controlar las funciones secundarias, como menús de información detallada.

Los retrovisores exteriores virtuales son literalmente llamativos. Las esquinas inferiores del parabrisas muestran las imágenes de las cámaras externas que están montadas en las salpicaderas delanteras. Los beneficios: el conductor obtiene una mejor visión de las imágenes y el entorno, y la información de seguridad también se pueden mostrar de forma activa allí.

El Porsche Mision E vio la luz en Frankfurt
El Porsche Mision E vio la luz en Frankfurt
El Porsche Mision E vio la luz en Frankfurt
.
Diciembre 2016
imagenRevista
Año 10 No.125
FORD RAPTOR
IMPARABLE
CHRYSLER PACIFICA
RENACE LA MINIVAN
Facebook
Twitter
hr