Titulo Seccion

Las primicias de Porsche en Ginebra

jueves 07 marzo 2019

Las primicias de Porsche en Ginebra
.
.
.

Durante la edición número 89 del Salón del Automóvil de Ginebra, Porsche lanzó tres nuevos deportivos, donde la novedad más destacada fue el 911 Cabriolet de motor trasero, seguido por el el 718 T, un vehículo con motor central de 300 caballos de potencia, que estará disponible en las variantes Boxster y Cayman. Por su parte el Macan S, con motor V6 turbo delantero, completó el trío debutante.

A cuatro meses de la presentación del Porsche 911 Coupé en Los Ángeles, ahora llegó el turno de la variante Cabriolet. El modelo S tiene un motor biturbo que entrega 450 caballos de potencia y le permite alcanzar una velocidad máxima superior a los 300 km/h, así como acelerar de 0 a 100 km/h en menos de cuatro segundos. Los conductores pueden disfrutar de la nueva transmisión de doble embrague (PDK) de ocho velocidades y tener un comportamiento más seguro en calles mojadas con el modo Porsche Wet. Todo ello, con un diseño que da un toque moderno a elementos clásicos de anteriores 911.

Este 911 Cabriolet es el modelo más nuevo de una larga tradición de vehículos Porsche descapotables, entre los que se incluye el primer auto fabricado por la compañía, el 356 N.1. La carrocería Cabriolet hizo su primera aparición en la familia 911 hace más de 30 años y continúa siendo un símbolo de experiencias de conducción únicas hasta nuestros días. El peso de la capota fue optimizado y, gracias a un nuevo motor hidráulico, ahora sólo son necesarios 12 segundos para plegarla por completo. Se cierra con la misma rapidez, incluso cuando el auto circula a velocidades de hasta 50 km/h. La estructura de alta tecnología diseñada por Porsche está hecha principalmente de magnesio y evita que la capota se hinche a alta velocidad.

Porsche lanzó un segundo modelo en el Salón de Ginebra, el 718 T, que en las variantes Boxster y Cayman combina el potente motor bóxer turbo de cuatro cilindros y 300 caballos de potencia con algunos componentes dinámicos muy sofisticados, entre ellos, el paquete Sport Chrono y la suspensión deportiva PASM que rebaja la altura de la carrocería 20 milímetros. El auto también está equipado de serie con el sistema de posicionamiento adaptativo de la carrocería PADM y el Porsche Torque Vectoring con diferencial mecánico autoblocante trasero, todo ello disponible por primera vez con el motor bóxer de 2 litros. Así, el 718 T se sentirá como en casa por carreteras sinuosas, con el objetivo de entregar a su conductor puro placer de manejo. Equipado simplemente con lo esencial, esta máquina purista hereda el carácter del 911 T de 1968 y del 911 Carrera Clubsport de 1987.

Por su parte, el Macan S también hace su primera aparición pública en Ginebra, con mejoras en diseño, confort, conectividad y dinámica de conducción. El distintivo ADN del diseño Porsche se puede ver claramente en el panel tridimensional de las luces traseras en tecnología LED de este deportivo del segmento de los SUV compactos. Lo más llamativo del interior son la pantalla táctil de 10,9 pulgadas del nuevo Porsche Communication Management (PCM), la disposición y diseño de las salidas de aire y el opcional volante deportivo GT que proviene del 911. La variedad de elementos de confort se amplía con un ionizador para mejorar la calidad del aire en el interior del vehículo y con un parabrisas con película calefactora. El Macan S está propulsado por un nuevo motor V6 de 3 litros, que incorpora un turbo de doble turbina en el centro de la ‘V’. El motor tiene una potencia de 354 caballos y un par de 354 lb-pie. La transmisión PDK de siete marchas y el sistema de tracción integral Porsche Traction Management (PTM) son el complemento perfecto para el nuevo propulsor.

Las primicias de Porsche en Ginebra
Las primicias de Porsche en Ginebra
.
Facebook
Twitter
hr