Titulo Seccion

Audi presentó el Q4 e-tron Concept

miércoles 06 marzo 2019

Audi presentó el Q4 e-tron Concept
.
.
.

Hace un año, precisamente durante el Motor Show de Ginebra, la firma d elos cuatro aros reveló su primer vehículo eléctrico de producción en serie, mientras que el Audi e-tron lucía aún pintura de camuflaje. 365 días después, en el mismo escenario, la marca alemana presentó un adelanto de su nuevo modelo eléctrico: Audi Q4 e-tron concept, un SUV compacto de cuatro puertas que guarda una evidente relación con el Audi e-tron.

Es impulsado por dos motores eléctricos que generan una potencia total de 225 kW (302 hp). Como es habitual en la marca, la fuerza de sus propulsores se transmite al asfalto mediante el sistema de tracción integral quattro. Gracias a su excelente motricidad, el concept puede acelerar de 0 a 100 km/h en apenas 6.3 segundos. La velocidad máxima está limitada electrónicamente a 180 km/h. La batería de gran tamaño tiene una capacidad de 82 kW/h y ocupa prácticamente todo el espacio existente entre los dos ejes, en la parte inferior del auto. La autonomía superior a 450 kilómetros –según el estándar WLTP– se convierte en una nueva referencia dentro de su segmento. La tecnología del Q4 e-tron concept controla la plataforma modular para vehículos eléctricos (MEB), que servirá de base a numerosos modelos de producción del Grupo Volkswagen en el futuro, desde compactos hasta otros pertenecientes a segmentos de clase superior.

El Audi Q4 e-tron concept es un adelanto de lo que será el quinto modelo eléctrico de fabricación en serie de Audi, que llegará al mercado a finales de 2020. Más adelante, este mismo año, se presentará el Audi e-tron Sportback. También lo hará el Audi Q2L e-tron, que ha sido diseñado específicamente para el mercado chino. Otro modelo importante es el Audi e-tron GT, un coupé de cuatro puertas y altas prestaciones, cuya presentación está prevista para la segunda mitad de 2020. Este último coincidirá en el tiempo con la entrada en producción del compacto Audi Q4 e-tron. Con esta oferta de vehículos eléctricos, Audi tendrá presencia en todos los segmentos importantes del mercado, tan solo dos años después del lanzamiento de su primer vehículo eléctrico.

En el Audi e-tron concept, la sostenibilidad es una prioridad clara, y no solo en términos de mecánica: la cubierta del suelo del vehículo está fabricada utilizando materiales reciclados. En lugar de los marcos decorativos en color metal cromado, las superficies están cubiertas con un acabado multicapa de pintura de alta calidad. Cuatro asientos con reposacabezas integrados y tapicería de alcantara dejan a la vista el nivel de artesanía aplicado en el interior del auto.

La pantalla del Audi virtual cockpit, con los elementos más importantes relativos a la velocidad, el nivel de carga y la navegación, va ubicada tras el volante. El head-up display de gran formato con función de realidad aumentada es nuevo: puede mostrar información gráfica de relevancia, como por ejemplo flechas direccionales de giro, directamente sobre la carretera. Los paneles de control diseñados como elementos táctiles en el volante se pueden usar para seleccionar funciones de uso frecuente. En la parte superior de la consola central figura una pantalla táctil de 31.2 cm, en la que se proyecta toda la información relativa al infoentretenimiento y otras funciones del vehículo. Debajo de ella se ubica una hilera de botones para el control del sistema de climatización.

El Q4 e-tron concept es identificable como un Audi a primera vista por su parrilla Singleframe, que integra el logo de los cuatro aros. Al igual que el primer Audi eléctrico de producción en serie, el concept también presenta una superficie cerrada dentro de un amplio marco octogonal. El aire llega a través de grandes entradas que se extienden desde la parte inferior de los faros Matrix LED hasta el faldón delantero.

La pintura de carrocería en color ‘Solar Sky’, un tipo de azul que cambia de tono dependiendo del ángulo de incidencia de la luz. Esto reduce la acumulación de calor en la superficie de la carrocería y en el interior del auto de forma significativa. Gracias a ello aumenta la sensación de bienestar de los ocupantes y se reduce el esfuerzo energético necesario para que el sistema de climatización logre una temperatura adecuada en el habitáculo. En consecuencia, mejoran la autonomía de la batería y la huella de carbono global del Q4 e-tron concept.

La plataforma modular para vehículos eléctricos (MEB) ofrece un amplio rango de variantes de motor y niveles de potencia. El Audi Q4 e-tron concept lleva instalada la versión performance, en la que cada eje es impulsado por un motor eléctrico. En la tracción quattro del Q4 e-tron no existe una conexión mecánica entre ambos ejes. En su lugar, un sistema de control electrónico se encarga de distribuir de forma óptima el par, con cálculos que apenas duran fracciones de segundo.

El motor eléctrico trasero tiene una potencia de 150 kW (201 hp) y entrega un par de 229 lb-pie; el motor delantero puede suministrar hasta 75 kW (101 hp) y 110 lb-pie. La potencia total de sistema es de 225 kW (302 hp). La batería situada en el piso del vehículo tiene una capacidad de 82 kW/h y proporciona una autonomía de 450 kilómetros, según el estándar WLTP. Admite cargas con un máximo de 125 kW de potencia, lo que permite alcanzar el 80% de la capacidad total en poco más de 30 minutos.

La batería de alto voltaje encaja de manera óptima con las dimensiones del Audi Q4 e-tron concept. Va ubicada entre los dos ejes en forma de bloque ancho y plano, bajo la célula de los ocupantes. La batería tiene un peso total de 510 kilogramos. Gracias a ello, este concept tiene un centro de gravedad parecido al de una berlina con motor convencional. La distribución de masas en cada eje está perfectamente equilibrada y alcanza una proporción cercana al 50:50. Las ruedas delanteras del Q4 e-tron concept cuentan con un eje MacPherson con amortiguación adaptativa. En la parte trasera hay un eje multibrazo con muelles separados y amortiguadores adaptativos.

Las denominadas MLB y MQB –plataforma modular longitudinal y plataforma modular transversal- han supuesto una gran historia de éxito en todos los segmentos de Audi y del Grupo Volkswagen. Las plataformas anteriores fueron diseñadas fundamentalmente para el uso de motores de combustión. Y esta es precisamente la gran diferencia frente a la nueva plataforma modular eléctrica: está pensada para vehículos que se moverán exclusivamente con motores que funcionan con electricidad. La plataforma MEB plantea un gran potencial de sinergias, ya que sirve como punto de partida para autos eléctricos de gran volumen. Permite que la mejor tecnología disponible pueda desarrollarse de manera conjunta entre marcas y usarse en muchos automóviles diferentes. La MEB también ayuda a la movilidad eléctrica a abrirse paso incluso en aquellos segmentos que son más sensibles al precio.

La marca de los cuatro aros mostró al mundo su ofensiva eléctrica en el evento de lanzamiento del SUV Audi e-tron en septiembre de 2018. Hasta 2025, Audi ofrecerá doce vehículos de propulsión completamente eléctrica en los mercados más relevantes, y se espera que un tercio de las ventas para esa fecha corresponda a modelos electrificados. Los SUV de esta gama incluyen el e-tron y el e-tron Sportback, que hará su debut en 2019. Además, habrá otros modelos con carrocerías más clásicas, tipo Avant y Sportback.

La plataforma premium eléctrica (PPE) desarrollada por Audi y Porsche en conjunto, servirá de base para modelos Audi con motor eléctrico pertenecientes a los segmentos B, C y D de gran volumen.

Audi presentó el Q4 e-tron Concept
Audi presentó el Q4 e-tron Concept
Audi presentó el Q4 e-tron Concept
.
Facebook
Twitter
hr