Titulo Seccion

Wednesday 01 January 2014

.
.
.

Por si no fuera suficiente la visita de santa cada diciembre, cada enero, como si le siguieran la pista, miles de ballenas jorobadas arriban a nuestras costas en busca de un cálido lugar donde tener a sus crías.

 

Pocas experiencias representan mejor el nuevo ciclo que comienza cada año nuevo que disfrutar de la llegada de miles de ballenas que -junto con miles de turistas- huyen del frío norte a nuestras cálidas costas.

 

En México las posibilidades son infinitas para disfrutar de este espectáculo, tan sólo la Ballena Jorobada se puede ver desde la bahía de Guerrero Negro hasta el lujoso puerto de Cabo San Lucas en la península de B.C., siguiendo por las costas de Sonora, Sinaloa y Nayarit, hasta el paradisíaco Puerto Vallarta.

 

Cada experiencia, en las diferentes costas, es única y adecuada para cada tipo de viajero, pero si se trata del avistamiento de estos imponentes mamíferos mezclado con un amplio abanico de posibilidades de aventura en la selva, gastronomía internacional de primera y experiencias de lujo para empezar el año con la pila recargada, entonces Vallarta es la opción correcta.

 

En la Bahía de Banderas, que conecta a la Riviera Nayarit con Puerto Vallarta, existen tours completos diseñados para ver desde muy cerca la danza de ballenas y delfines con las olas, algunos tours incluyen el sobrevuelo a la bahía para encontrar a estos animales sin necesidad de alterar su espacio natural.

 

El recorrido inicia muy temprano partiendo en una embarcación rumbo al corazón de la inmensa bahía en busca de estas especies, después de algunos minutos u horas, con el intenso movimiento del agua al paso de estos gigantes seguido por una emoción indescriptible, toda la travesía cobra sentido.

 

Y es que uno se siente diminuto al frente a estos gigantes que, además, parecen no temerle a nada, pues juegan, se impulsan y brincan entre las olas sin importar quien las esté observando. Para seguir la experiencia, un tour de buceo por los tradicionales arcos o las Islas Marietas, donde se pueden observar peces de colores pocas veces vistos, o un recorrido entre tirolesas, vehículos 4x4 y caballos en la jungla, ponen a prueba la capacidad de asombro de cualquiera.

 

Al caer el sol no hay mejor atardecer que el que se mira desde el malecón, sin duda el más bonito de este país, lleno de esculturas y arte vivo que lo convierten en un auténtico museo frente al mar rodeado de atractivas galerías, bares y restaurantes que ofrecen la mejor escenografía a pocos metros de una isla llena de encanto y tradición, la Isla Cuale, ideal para la compra de souvenirs.

 

No hay que olvidar que el inicio del año es un buen termómetro del resto de ciclo, así que un recorrido por los spas de lujo de los hoteles en Puerto Vallarta y un recorrido culinario por restaurantes multigalardonados, desde los más tradicionales hasta los más exóticos, pueden convertirse en un buen referente de un excelente año nuevo.

 

¿DÓNDE COMER Y DORMIR?

 

• La gastronomía es sin duda un ancla a este Puerto, restaurantes internacionales como La Leche, el Café de los Artistas, Trio o The Blue Shrimp son algunas opciones creativas y deliciosas, aunque la cocina tradicional de este Puerto es un lujo para cualquier paladar.

 

• Puerto Vallarta tiene un sinfín de hoteles de lujo con todas las comodidades y facilidades, el Secrets o el Garza Blanca son una buena opción frente a la Bahía de Banderas, aunque el Barceló, con una playa privada en lo que alguna vez fuera el hermoso set natural de "La noche de la Iguana" puede hacerte sentir más ad hoc con ese espíritu aventurero.

.
Diciembre 2016
imagenRevista
Año 10 No.125
FORD RAPTOR
IMPARABLE
CHRYSLER PACIFICA
RENACE LA MINIVAN
Facebook
Twitter
hr