Titulo Seccion

Brooklyn Beckham retrata al nuevo BMW Z4

martes 09 abril 2019

Brooklyn Beckham retrata al nuevo BMW Z4
.
.
.

Brooklyn Beckham, hijo del futbolista David Beckham, amante de la fotografía análoga a blanco y negro y los tatuajes, tiene algo en común con el BMW Z4: siempre tienen ganas de causar revuelo. BMW reunió al joven fotógrafo y el convertible biplaza en el Valle de Coachella, cerca de Palm Spring para realizar una sesión de fotos en el desierto del sur de California, esto sirvió como primera etapa oficial de una colaboración a largo plazo que tiene por objetivo acceder a perspectivas nuevas de los modelos actuales de BMW. Brooklyn Beckham está atrayendo a una creciente comunidad internacional de fanáticos capturando sus temas de manera auténtica, a través de los ojos de la generación joven con el estilo individual de un artista curioso y ambicioso con gran entusiasmo por los automóviles.

Para Beckham, los próximos proyectos con BMW representan una gran oportunidad para demostrar sus capacidades en un campo adicional de la fotografía, aunque al mismo tiempo le permite explorar su propia fascinación por los autos deportivos. El primer encuentro de Beckham con la marca BMW fue una ocasión digna de atención. El joven fotógrafo visitó el Taller de Diseño de BMW Group el verano pasado y pudo tomar unas fotos iniciales del BMW Concept Z4. Junto con el equipo de diseño, también modificó su propio vehículo personal. No cabe duda, el nuevo BMW Z4 tocó una fibra sensible de Brooklyn Beckham: “genial y peligroso” fueron las palabras que utilizó para describirlo, y “el auto más alucinante que haya visto”.

Unos meses después, el artista original y el modelo distintivo se reunieron de nuevo para el primer proyecto como parte de la cooperación con BMW. La tarea también era única: Brooklyn Beckham debía utilizar la sesión para retratar no sólo al BMW Z4 sino a él mismo. Se puso a trabajar en diciembre con su cámara favorita, una Hasselblad 503, la compañera constante de viaje del joven fotógrafo. La época del año hubiera sido abrumadora para un calendario de tomas en el exterior en Europa Central, pero en el desierto de California, con una temperatura promedio de 21 grados, y al menos cinco horas de sol al día, trabajar en el exterior fue un placer puro.

Esto no nos sorprende: incluso en California, se conoce a Coachella como la “Ciudad del Eterno Rayo de Sol”. También ahí se ubica la pista privada de carreras Thermal Club. Su pista de asfalto que se enrolla en el paisaje desértico como un río gris es el ambiente perfecto para el tipo de proceso creativo que busca Beckham. Vestido con camiseta y pantalones chinos, el fotógrafo rodeó a su sujeto por todos lados, estableció meticulosamente su perspectiva de los detalles del vehículo y el paisaje circundante y se retrató a sí mismo y al BMW Z4 utilizando el cable disparador; también usó la patineta alrededor del roadster y en la pista de carreras. Cada fotografía habla mucho sobre cómo se divirtió con este trabajo.

Y aquí es precisamente donde debe continuar la colaboración de BMW y Brooklyn Beckham: ya se planeó otra sesión fotográfica para que coincida con el Festival de Música y Artes del Valle de Coachella: un plato fuerte cultural de toda la vida en el Sur de California. BMW i es el socio oficial del festival, y el joven fotógrafo ya ha fijado la fecha con un BMW i8 Roadster diseñado especialmente para la ocasión. Los fans pueden esperar los ángulos, luz y colores que Beckham utilizará para retratar al auto híbrido conectable deportivo con capota abierta.

Brooklyn Beckham retrata al nuevo BMW Z4
Brooklyn Beckham retrata al nuevo BMW Z4
Brooklyn Beckham retrata al nuevo BMW Z4
.
Facebook
Twitter
hr